Osteoartritis postraumática: prevalencia, cronología y tratamientos

0
94

La osteoartritis es una enfermedad articular degenerativa que afecta aproximadamente 32,5 millones de adultos en los Estados Unidos.

A menudo es el resultado del desgaste a largo plazo cuando el cartílago dentro de una articulación se rompe y el hueso subyacente cambia.

La osteoartritis puede tardar varios años en desarrollarse. Es por eso que se ve más comúnmente en adultos mayores de 50 años.

Pero cuando ocurre una lesión, puede desarrollar osteoartritis postraumática o PTOA. Esto sucede independientemente de su edad o del desgaste de una articulación.

Siga leyendo para obtener más información sobre cómo se desarrolla la osteoartritis postraumática (PTOA), los síntomas y tratamientos, y las preguntas frecuentes sobre la afección.

La osteoartritis postraumática (PTOA) es una forma de osteoartritis que se desarrolla después de una lesión articular. De hecho, representa un porcentaje significativo de osteoartritis en etapa terminal.

Hay varias lesiones que pueden causar PTOA. Sin embargo, con mayor frecuencia se desencadena por lesiones deportivas comunes, como:

  • distensión aguda del ligamento
  • inestabilidad ligamentosa crónica
  • ruptura del LCA
  • lesión de menisco
  • fractura
  • daño del cartílago
  • o una combinación de estos

Además, algunas investigaciones muestran que las influencias genéticas influyen en el desarrollo de PTOA, especialmente en lesiones de rodilla.

La PTOA es más común a una edad más temprana, especialmente en personas más sanas y activas. Debido a que PTOA tiene un inicio más temprano, a menudo es más debilitante que la osteoartritis tradicional, que típicamente se desarrolla más tarde en la vida.

La osteoartritis, también llamada artritis por uso y desgaste, ocurre por el uso excesivo, la degeneración pure del cartílago por el envejecimiento o un trauma. Es el tipo más común de artritis.

Cuentas PTOA para 12 por ciento de todos los casos de artrosis sintomática. Sin embargo, la investigación indica que la prevalencia y la incidencia de PTOA continúan aumentando.

PTOA a menudo impacta el Articulación del tobillo. También puede afectar la rodilla y, con menos frecuencia, el hombro y la cadera.

Cuando afecta la rodilla, lo más común es que se relacione con una ruptura, una lesión de menisco o una dislocación.

En el hombro, la PTOA a menudo se desarrolla después de una dislocación. Si PTOA se desarrolla en la cadera, a menudo está relacionado con una fractura.

Resumen

La osteoartritis postraumática representa el 12 por ciento de los casos de osteoartritis sintomática. Es más común en la articulación de la rodilla y el tobillo, pero también puede afectar el hombro y la cadera.

El tiempo que lleva desarrollar PTOA puede ser tan corto como de 6 a 12 meses o tan largo como de 10 a 20 años.

Una vez más, depende de la lesión inicial. Por ejemplo, una fractura grave puede hacer que la PTOA se desarrolle antes que una lesión de ligamentos.

PTOA puede durar toda la vida. Lo que comienza como una inflamación después de una lesión puede convertirse en una condición crónica o patológica y, eventualmente, en la osteoartritis.

Esto puede resultar en una batalla de por vida contra la osteoartritis. Si bien el daño a las articulaciones no se puede revertir, su médico puede recomendar un tratamiento que ayude a controlar los síntomas.

Los síntomas de PTOA pueden tardar de unos meses a varios años en aparecer. Pero cuando lo hagan, lo sabrás.

Algunos de los síntomas más comunes de PTOA incluyen:

El diagnóstico de PTOA puede ser complicado. De hecho, la mayoría de los casos no se diagnostican clínicamente hasta que comienzan los síntomas, que pueden ocurrir entre 1 y 20 años después de la lesión.

Su médico probablemente hará un diagnóstico basado en los siguientes criterios:

Le preguntarán sobre la lesión o el trauma en la articulación y también pueden usar biomarcadores específicos para determinar si se ha desarrollado PTOA.

Afortunadamente, a diferencia de la osteoartritis tradicional, existe un evento perjudicial explicit o un punto de partida a partir del cual trabajar que puede ayudar a su médico a aplicar tratamientos específicos.

Sin embargo, la intervención temprana no siempre ocurre, por lo que el diagnóstico puede demorar varios meses o años.

Cuando se realiza un diagnóstico, el plan de tratamiento para controlar la PTOA depende de sus síntomas, gravedad, edad y nivel de actividad.

En normal, el tratamiento de PTOA se centra en intervenciones terapéuticas antiinflamatorias. Esto puede incluir medicamentos como los antiinflamatorios no esteroideos (AINE) y los analgésicos.

Las inyecciones intraarticulares como las inyecciones de corticosteroides y las inyecciones de ácido hialurónico son otra opción para controlar los síntomas. El ejercicio y la fisioterapia pueden ayudar a reducir la gravedad de los síntomas.

En casos severos, su médico puede recomendar un procedimiento quirúrgico como reemplazo de articulación, injerto de cartílago o realineación, pero esto depende de su edad.

La PTOA es frecuente después de lesiones de rodilla como la ruptura del LCA.

De hecho, un estudio muestra que los adultos jóvenes con antecedentes de lesiones de rodilla por deportes presentan más síntomas y una mayor prevalencia de PTOA.

Además, la PTOA es crónica y progresiva después de una lesión del LCA. Los cambios en la articulación de la rodilla, especialmente en las últimas etapas, suelen ser irreversibles y la artroplastia puede ser la única opción de tratamiento. Es por eso que la detección temprana, siempre que sea posible, es tan crítica.

Desafortunadamente, la forma de prevenir la progresión de la PTOA no está clara y la cantidad de personas con PTOA después de una lesión del LCA sigue siendo alta.

Esto se debe en parte a la complejidad de la progresión de la lesión del LCA a PTOA. Sin embargo, la falta de métodos de diagnóstico accesibles y sensibles y las limitaciones de los tratamientos actuales también juegan un papel.

Las lesiones de menisco, especialmente cuando no se tratan, también aumentan el riesgo de PTOA. Las intervenciones tempranas con reparación quirúrgica de una lesión de menisco están destinadas a aliviar el dolor, pero también pueden inhibir el desarrollo de PTOA.

Sin embargo, los científicos creen que se necesitan más esfuerzos innovadores para que las cirugías de reparación de menisco efectivas tengan un impacto significativo en PTOA.

¿Puede desaparecer la artritis postraumática?

La artritis postraumática puede desaparecer, pero depende de una variedad de factores. Por ejemplo, algunas personas experimentan síntomas durante algunos meses después de una lesión o trauma, pero se recuperan poco después del trauma inicial.

Sin embargo, si experimenta síntomas durante más de 6 meses, es posible que tenga una afección crónica. Esto puede conducir a la osteoartritis, una enfermedad a largo plazo que no se puede revertir.

¿Es lo mismo artritis postraumática que artrosis?

Cuando la artritis postraumática persiste por más de 6 meses, se considera crónica o patológica. Esta es una condición inflamatoria que a menudo se diagnostica como osteoartritis postraumática o PTOA.

¿Puedo prevenir la artrosis postraumática?

La investigación es mixta sobre si se puede retrasar o incluso prevenir la osteoartritis postraumática. Es el resultado de un trauma articular. En algunas personas, los eventos inflamatorios en la fase inicial después de la lesión conducirán a la osteoartritis.

Sin embargo, los investigadores están explorando la prevención secundaria de PTOA después de una lesión articular mediante la comprensión de quién está en riesgo y cómo mitigar los factores de riesgo potencialmente modificables.

El camino desde la lesión hasta la artrosis postraumática es complejo. El traumatismo en una determinada articulación no significa necesariamente que se produzca una PTOA. Varios factores, incluida la genética, contribuyen al desarrollo de PTOA.

Incluso después de que la lesión inicial sane y los síntomas desaparezcan, aún puede desarrollar PTOA varios meses o años después. Es por eso que la intervención temprana es ultimate.

En última instancia, el mejor curso de acción es mantenerse en contacto con su equipo de tratamiento después de una lesión en la articulación e informarles si los síntomas persisten o empeoran con el tiempo.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí