Medicina ortomolecular, una herramienta predictiva

0
65

La palabra ortomolecular significa equilibrio molecular y su propósito es corregir desequilibrios en las células. Se basa en el estudio bioquímico de cada paciente, para averiguar las causas de las enfermedades, es la bioquímica la que se aplica en la medicina clínica.
Sin duda, es la medicina preventiva del futuro, especialmente para infartos, ictus, artrosis, pérdida de memoria o diabetes, una forma diferente de concebir la medicina, restablecer el equilibrio químico del organismo, justo en el momento adecuado. Dando moléculas, por lo que no se han registrado efectos adversos en su tratamiento. Priorizar la nutrición como tratamiento.
La medicina ortomolecular se considera un complemento de la medicina tradicional y viceversa. No creo que este adjetivo merezca medicina “alternativa” porque no es un sustituto, sino un requerimiento que necesitamos, en primer lugar, para reparar nuestra biología, nuestro cuerpo, y sobre todo para proporcionarle los nutrientes que necesita. han tomado.
Entonces, cuando un organismo está retrasado o sigue cambiando mucho, ya sea por heridas, intoxicaciones o traumatismos, la medicina tradicional vendrá a curarlo con medicamentos, para ayudar en los agudos, ya sean antibióticos. Ya sea con, antiinflamatorios, analgésicos… Pero las drogas siempre son ajenas a nuestra naturaleza, por lo que van acompañadas de efectos adversos.
Los tratamientos farmacológicos ortomoleculares se basan en vitaminas, minerales, aminoácidos (bloques de construcción de proteínas), ácidos grasos esenciales y enzimas. El diagnóstico se basa en la bioquímica particular person de cada paciente, considerando los elementos que hoy nos envenenan debido a la polución ambiental, la contaminación del agua y del suelo, las radiaciones, las carencias nutricionales y el estrés psicofísico. El objetivo es llegar a la causa de la enfermedad y no sólo reducir sus síntomas. Preventiva y curativa, cuando la patología avanza silenciosamente, lo primero es la medicina ortomolecular, capaz de utilizar micronutrientes para reparar la bioquímica alterada. Al combatir la enfermedad preexistente se puede volver a poner en marcha el motor, sabiendo prevenir futuras enfermedades y mantener la calidad de vida.
La medicina ortomolecular se caracteriza por curar utilizando únicamente elementos propios del organismo, a diferencia de la medicina tradicional que utiliza fármacos ajenos al organismo, a través de “parches” para cada síntoma: si se produce dolor, un analgésico; un antiinflamatorio si hay inflamación; Y si hay depresión entonces un antidepresivo… la receta “anti-todo” de la que podemos depender y acumular sus efectos adversos.
La medicina tradicional es muy eficaz para patologías agudas, como la apendicitis, la neumonía, un infarto ya ocurrido o un ictus. La medicina ortomolecular, en cambio, es eficaz para prevenir enfermedades crónicas como la artrosis o la aterosclerosis y las previene antes de que se produzca un infarto o un ictus.
Esta especialidad, que ha evolucionado y brinda medidas preventivas y terapéuticas para muchas enfermedades, existe desde hace más de 40 años.
Con el objetivo de difundir y compartir conocimientos, inauguré la primera Escuela Iberoamericana de Medicina Ortomolecular (EIMO) del país, que brinda una formación integral a través de cursos en línea.

Dra. María Alejandra Rodríguez Zia

Médico Clínico y Endocrinólogo,

Especialista en Medicina Ortomolecular (MN 70.787)

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí