Control de la diabetes tipo 2: con y sin medicación

0
58

Muchas personas pueden preguntarse cómo controlar la diabetes tipo 2 sin medicamentos. Una dieta y un estilo de vida saludables podrían ayudar a las personas a controlar la diabetes tipo 2 y otros aspectos de su salud.

Para ayudar a las personas a mantener el nivel de azúcar en la sangre (glucosa en la sangre) dentro de un rango saludable, el Asociación Americana del Corazón (AHA) recomienda:

  • participar en el management de peso
  • comer una dieta nutritiva
  • haciendo ejercicio regularmente
  • dejar de fumar
  • reduciendo estrés

Si los cambios en la dieta y el estilo de vida no ayudan a mantener un nivel saludable de azúcar en la sangre, los médicos pueden consejo una persona a tomar medicamentos. Sin embargo, si alguien recibe un diagnóstico de diabetes cuando es un adulto mayor y su nivel de azúcar en la sangre está levemente elevado, es posible que no necesite medicamentos.

En este artículo, examinamos cómo controlar la diabetes tipo 2 sin medicación. También analizamos las causas de la diabetes tipo 2 y cuándo las personas pueden necesitar medicamentos para controlar su afección.

Un estudio de 2020 informa que las prácticas de estilo de vida saludables podrían beneficiar a las personas con diabetes tipo 2 o factores de riesgo para la afección. Tales medidas pueden retrasar o prevenir su desarrollo, así como tratarlo o potencialmente ponerlo en remisión. Este método para controlar el azúcar en la sangre puede ser tan efectivo que los autores del estudio lo llaman medicina del estilo de vida.

Las siguientes prácticas de estilo de vida saludables pueden ayudar a reducir los niveles de azúcar en la sangre:

1. Persiga el management de peso

En personas con sobrepeso u obesidad, la pérdida de peso significativa puede reducir azúcar en la sangre desde el diabético hasta el rango no diabético.

Dos formas de controlar el peso son comer una dieta sana y equilibrada y hacer ejercicio regularmente. La clave para perder peso consiste en consumir menos calorías de las que el cuerpo utiliza para actividades y procesos fisiológicos.

2. Lleva una dieta saludable

Una dieta saludable consiste en comer alimentos nutritivos en porciones adecuadas y evitar o limitar los alimentos no nutritivos.

Los alimentos para que las personas coman pueden incluir:

  • cereales integrales, como avena, arroz integral y pan integral
  • frutas y vegetales
  • pescado no frito con alto contenido de ácidos grasos omega-3, como el salmón y la trucha de lago
  • carne magra, como solomillo y carne blanca de pollo o pavo
  • aceites vegetales no tropicales, como el aceite de oliva
  • nueces y semillas sin sal
  • legumbres, como frijoles y guisantes
  • productos lácteos bajos en grasa

Los alimentos e ingredientes que las personas deben limitar pueden incluir:

  • alimentos y bebidas azucarados, como dulces, pasteles, mermelada, miel, refrescos, té dulce, bebidas de frutas y jugos de frutas concentrados
  • aditivos alimentarios dulces, como jarabe de maíz con alto contenido de fructosa, dextrosa, maltosa, fructosa y sacarosa
  • carnes procesadas y grasosas, como tocino, perritos calientes y cortes grasos de res y cerdo
  • alimentos salados
  • alimentos parcialmente hidrogenados y con grasas trans, como manteca vegetal, margarina dura, palomitas de maíz para microondas, pizzas congeladas, postres y crema para café
  • grasas saturadas, como alimentos que contienen aceite de palma o aceite de coco

La Asociación Estadounidense de Diabetes (ADA) recomienda una dieta related a la dieta mediterránea, que se enfoca en:

  • frutas
  • verduras
  • cereales integrales
  • nueces
  • aceite de oliva
  • pescado grasoso

Una revisión de 2020 señala que seguir este plan de alimentación mejora el management del azúcar en la sangre.

3. Haz ejercicio regularmente

El ejercicio promueve el management del azúcar en la sangre y quema calorías, lo que contribuye a la pérdida de peso. La actividad física también aumenta la sensibilidad a la insulina, lo que ayuda a que el azúcar en la sangre ingrese a las células desde el torrente sanguíneo.

Las personas deben aspirar a realizar 30 minutos de actividad física moderada al día la mayoría de los días, con un complete de al menos 150 minutos a la semana. Los expertos clasifican una caminata rápida como ejercicio moderado. Alternativamente, 75 minutos por semana de actividad aeróbica vigorosa son igualmente beneficiosos.

4. Deja de fumar

Los médicos aconsejan a las personas que dejen de fumar para ayudar a controlar el azúcar en la sangre por varias razones. Los fumadores tienen entre un 30 y un 40 % más de riesgo de desarrollar diabetes que los no fumadores. Fumar también hace que el ejercicio sea más desafiante.

Fumar también eleva temporalmente el nivel de azúcar en la sangre, lo que plantea un desafío adicional para mantener los niveles de azúcar en la sangre no diabéticos. Esto aumenta la probabilidad de que una persona desarrolle complicaciones de la diabetes, como enfermedad renal y daño a los nervios.

5. Manejar el estrés

La investigación en 2019 sugiere que, aunque el estrés no causa diabetes tipo 2, puede empeorarla. El estrés estimula la liberación de hormonas que interfieren con la regulación del azúcar en la sangre del cuerpo. También hace que una persona sea más propensa a participar en prácticas que dificultan el management del azúcar en la sangre, como comer en exceso y fumar.

Una forma de reducir el estrés implica tomar un descanso de la electrónica y pasar tiempo en la naturaleza.

De acuerdo a investigación 2020una persona solo necesita medicamentos si las prácticas de estilo de vida no colocan los niveles de azúcar en la sangre en el rango no diabético.

La recomendación de medicamentos de un médico para alguien con diabetes tipo 2 puede depender en parte de su edad cuando recibe el diagnóstico. Si bien muchos adultos mayores con esta afección tienen niveles de azúcar en la sangre ligeramente más altos, esto rara vez causa problemas.

Por otro lado, los médicos pueden recetar medicamentos a las personas que reciben un diagnóstico a la edad de 40 o 50 años. Incluso los niveles de azúcar en la sangre levemente elevados pueden eventualmente provocar problemas de salud, como daño a los nervios o vasos sanguíneos. Tal daño puede resultar en complicaciones, como enfermedad renal. El propósito de los medicamentos es retrasar o prevenir los efectos nocivos de la diabetes.

Según la ADA, la diabetes tipo 2 es progresiva, lo que la hace más difícil de controlar con el tiempo. Las mejoras en la atención médica permiten que las personas con esta afección vivan más tiempo. Sin embargo, a pesar de los avances, la diabetes tipo 2 puede reducir la esperanza de vida hasta en 10 años.

Los efectos de las prácticas de estilo de vida solo en la diabetes tipo 2 no han sido objeto de una investigación exhaustiva, lo que limita las estadísticas sobre los resultados de tales intervenciones. Sin embargo, un ensayo clínico 2018 examinó los resultados de un programa de management de peso en 306 personas con diabetes tipo 2. Después de 12 meses, los autores encontraron que aproximadamente la mitad de las personas que participaron en el programa entraron en remisión.

Los investigadores no pueden cuantificar la mejora exacta que cada práctica de estilo de vida saludable puede aportar en este punto de la investigación. Sin embargo, las perspectivas para las personas con diabetes tipo 2 que tienen un estilo de vida saludable son mejores que para las que no lo hacen.

La diabetes tipo 2 es una condición que involucra niveles altos de glucosa o azúcar en la sangre.

El páncreas produce insulina, una hormona que permite que las células tomen glucosa del torrente sanguíneo para obtener energía. En la diabetes tipo 2, las células no respondas normalmente a la insulina, llamada resistencia a la insulina. Como resultado, el páncreas produce más insulina en un intento de llevar la glucosa al inside de las células.

Después de un tiempo, el páncreas no puede mantener el ritmo y aumenta el azúcar en la sangre, lo que conduce a la prediabetes y la diabetes.

Los síntomas frecuentemente se desarrollan durante varios años, incluyendo:

  • cansancio
  • aumento de la sed y la micción
  • visión borrosa
  • aumento del hambre
  • cicatrización lenta de las llagas
  • entumecimiento u hormigueo en manos o pies
  • bajar de peso sin intentarlo
  • piel seca
  • más infecciones de lo recurring

Los expertos aconsejan a las personas interesadas en aprender a controlar la diabetes tipo 2 sin medicamentos que adopten un estilo de vida saludable.

Una pérdida de peso significativa puede ayudar a controlar los niveles de azúcar en la sangre en algunas personas. Dos formas de buscar el management del peso implican que las personas sigan una dieta sana y equilibrada y hagan ejercicio con regularidad.

Una buena nutrición es very important para una persona con diabetes tipo 2. Cierta evidencia sugiere que un plan de alimentación nutritivo, como la dieta mediterránea, puede ayudar a controlar el azúcar en la sangre de formas distintas a la pérdida de peso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí