COLUMNA: Ley favorece a comercializadores que no están dispuestos a aceptar términos de transporte de gas natural en México

0
41

Nota del editor: El índice de precios de la gasolina en México de NGI, líder en el seguimiento de la reforma del mercado del gas natural en México, ofrece la siguiente columna de Eduardo Prud’homme como parte de una serie common sobre la comprensión de este proceso.

sistrangas

A pocas semanas de que la Secretaría de Energía de México, Sener, anunciara su estrategia para optimizar la capacidad de la pink de gasoductos de Sistrangas, las empresas que participan en el sector gasista han comenzado a emprender acciones legales en su contra. En consecuencia, algunos jueces especializados en competencia económica se han puesto del lado de las empresas querellantes, entre las que se encuentran Fermaca y algunas filiales de Engie SA.

La Constitución y la Ley de Hidrocarburos respaldan la decisión judicial. El contenido de los artículos 25, 27 y 28 de la Constitución es muy claro al señalar que en México están prohibidos los monopolios, salvo en algunas áreas estratégicas reservadas al sector público.

La Constitución identifica plenamente cuáles son y, en cuanto al ámbito de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), sólo en la transmisión y distribución de energía eléctrica goza de exclusividad. El resto de las actividades de las cadenas de valor del sector energético pueden ser realizadas por el sector privado, y deben realizarse en condiciones competitivas.

El marco authorized resultante de la reforma energética de 2014 no es un conjunto de reglas para la participación privada. Es una estrategia nacional para lograr el desarrollo eficiente y competitivo de los mercados de gas y electricidad. La separación de actividades y el acceso abierto permiten la competencia entre múltiples agentes.

En el resto de los segmentos donde persisten ciertas cualidades de monopolio natural, como la pink de transporte gestionada por Cenagas, una regulación económica asegura que los operadores no discriminen ni ejerzan un poder de mercado que extraiga rentas de los usuarios.

Los productores o intermediarios deben poder llegar a sus clientes por medios comparables, y su éxito económico debe residir en su productividad y capacidad comercial. Los clientes contratan los servicios de gas natural en un acto voluntario. Con la infraestructura existente, México puede importar 13.7 Bcf/d de Estados Unidos, la región productora de gas natural más próspera del planeta. Pueden hacerlo a través de 24 puntos de entrada.

Los usuarios en México no han mostrado una preferencia marcada por ninguna de las empresas estatales y desde 2017 el país se ha convertido en un mercado en transición con un número importante de comercializadoras operando en Texas. Si muchos usuarios del sistema aún no pueden quemar gas desde Estados Unidos, no es por falta de interés en el mercado mexicano por parte de los comercializadores, sino porque es difícil lograr una relación comercial directa con los clientes finales.

[Get in the Know: Access to pipelines, processing plants and LNG facilities is imperative to success in the Mexico natural gas market. Buy NGI’s 2022 Mexico map today.]

El transporte por ductos, actividad regulada por la Comisión Reguladora de Energía (CRE), es elementary para el acceso a los mercados. La Ley de Hidrocarburos promueve explícitamente la competencia y la libre competencia como medio para lograr la eficiencia en el segmento de comercialización.

La capacidad de transporte por oleoducto de Sistrangas cumple con las características de un insumo esencial. Por lo tanto, ejercer un management restrictivo de acceso al sistema puede calificarse como una barrera de entrada y una práctica monopólica.

El plan de la Sener de que las comercializadoras importen gas a través de CFE o Pemex unilateral y selectivamente beneficia a las empresas estatales. Incluso entre estas empresas estatales impone un trato discriminatorio: las filiales de CFE, es decir, CFEenergía y CFE Internacional, tienen preferencia sobre MGI, la filial de Pemex.

Sener está perjudicando la competencia y el libre acceso al mercado. Por un lado, la Sener actúa como ente responsable de la política energética, función que se encuadra adecuadamente dentro de sus atribuciones legales. Por otro lado, en su rol de cabeza de los directorios tanto de Pemex como de CFE, ejerce el management corporativo dentro de un grupo de interés económico. La ley es clara aquí: la Sener debe promover el desarrollo de industrias, no de algunas empresas específicas. Pemex y CFE deben generar valor en un entorno competitivo. Cenagas es garante del acceso abierto y es responsable de la continuidad del servicio de gas natural. Cenagas debe ofrecer capacidad de transporte a CFE y Pemex de la misma manera que trata a BP plc, Shell plc, ArcelorMittal SA, Braskem Idesa o empresas más pequeñas.

Pero con su llegada al gobierno, integrantes del equipo del presidente López Obrador han manifestado en privado y en público que las empresas estatales son parte del mismo equipo y por ello deben actuar coordinadamente. Todas las entidades del Estado deben ayudarse entre sí. La CFE debe quemar el exceso de flamable de Pemex, Cenagas debe ayudar a Pemex y CFE a mantener a sus clientes en Sistrangas, y la CRE no debe common la industria sino implementar medidas para ayudar a las empresas estatales, aunque esto sea perjudicial para el bienestar de usuarios del sistema energético. El último mandato de la Sener sirve como catalizador de los impulsos acaparadores de las empresas estatales.

El comunicado conjunto de los gobiernos de México y Estados Unidos tras la visita de López Obrador a la Casa Blanca esta semana enfatiza el compromiso de mejorar la competitividad de la región y los esfuerzos para combatir la inflación. La directiva de la Sener sobre importación de gas no ayuda a ninguno de estos propósitos. En cualquier mercado, el equilibrio se logra cuando los precios reflejan las condiciones de escasez o abundancia en un entorno competitivo para todos los jugadores. Las empresas no estatales deben ser vistas como una parte saludable de un entorno competitivo cuya existencia ayuda a bajar los precios, y no como adversarios a eliminar.

Prud’homme fue elementary para el desarrollo de Cenagas, el operador de gasoductos del país, entidad formada en 2015 como parte del proceso de reforma energética. Inició su carrera en la empresa petrolera nacional Petróleos Mexicanos (Pemex), trabajó durante 14 años en la Comisión Reguladora de Energía (CRE), llegando a ser economista jefe, y desde julio de 2015 hasta febrero se desempeñó como director common de ISO para Cenagas, donde supervisó la gestión técnica, comercial y económica del naciente Sistema Integrado de Gas Natural (Sistrangas). Radicado en Ciudad de México, es el director de la consultora energética mexicana Gadex.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí