Dra. Marietta Vazquez Al Servicio De Los Hispanos

0
68

Un pediatra trabaja en el cuidado de expatriados fuera del negocio por servicio.

Dra. Marietta Vazquez, profesora de pediatría y pediatría y decana asociada de la Escuela de Medicina de Yale. Foto: Cedida por el Dr. Vázquez a la Revista de Medicina y Salud Pública.

Hoy la Dra. Marietta Vázquez es pediatra y pediatra y decana asociada de la Escuela de Medicina de Yale, pero comenzó desde muy joven, por lo que outline como un aprecio por su pediatra, quien nunca les inspiró miedo. ,

“No tenía miedo de ir al médico, mis pediatras fueron muy amables. Desde muy pequeña supe que quería ser médico, siempre me gustó la ciencia. Desde joven, fui mi pediatra, me gustó la especialidad y el hecho de que una persona se reconcilie con el dolor y encuentre un profesional que le pueda encontrar una solución”, cuenta entusiasmada a la Revista de Medicina y Salud Pública.

Precisó que la medicina tiene muchos aspectos hermosos y gratificantes, pero la pediatría está enfocada en la prevención y eso le atrajo, porque la salud debe ser una prioridad. Sin embargo, conoce los desafíos que enfrenta sirviendo a una comunidad hispana en los Estados Unidos.

“Una de las áreas en las que trabajo y me enorgullece atender a pacientes migrantes, tengo una clínica para ellos. Muchas de esas historias son duras y dolorosas, pero lo que haces es que guardas algo tan duro y emotivo, que lo convierto en inspiración para un campo que aboga por que los niños crucen la frontera solos. son”, dijo.

Un aspecto que le resulta especialmente difícil es que dentro de su gestión médica siempre da lo mejor a nivel clínico, pero sabe que en muchas ocasiones los niños no pueden costear el dinero de sus padres. No podrá contar con los remedios adecuados o porque requieren demasiado trabajo y no hay nadie que ayude a completar la receta.

“Ahí es donde por mucho que hagas, todo se desmorona”, dijo, y por eso se siente inspirada a dar lo mejor de sí en beneficio de los niños y jóvenes, por su opinión. En “El paciente no es solo un síntoma, es un ser completo”.

La experiencia del paciente que marcó su vida

La doctora Vázquez explicó que entre los 15 y 16 años fue paciente debido a una operación importante que le tuvieron que hacer en la pierna, pero todo salió mal y no pudo caminar durante dos años, hecho que ella hizo especialmente. Reconsidere si debe estudiar medicina.

“Fue un momento fuerte ya que mi norma de medicina había caído. Ahí entendí que era difícil tener paciencia, fue un punto de inflexión. Al final del camino si seguí encontrando profesionales de la salud que me ayudaron a continuar con mi salud.” Me enseñó a poner. Me enseñó la parte humana”, dijo.

Recuerda como interesante la experiencia, el procedimiento que la llevó a recuperarse, ya que el cirujano reconstructivo le quitó parte de la piel y le reconstruyó la pierna, hecho que la marcó ya que tenía una relación con él. Tuvo relaciones amistosas y entendió que la medicina period su pasión.

Estudiar en Puerto Rico

La pediatra estudió en el Recinto de Ciencias Médicas a principios de la década de 1990, cuando la epidemia del VIH estaba en auge, y allí encontró historias que le dieron el impulso para la investigación y la ciencia de las infecciones pediátricas.

Su primer paciente en ese momento fue un niño de 7 años que murió de VIH dos semanas después. “Y lo que hizo fue inspirarme a investigar más y la importancia de la investigación médica. Entrenamiento brillante en Puerto Rico”.

Insiste en que cree en su carrera de 29 años que tiene dificultades en todos los asuntos, pues se ha distanciado incluso de sus compañeros.

“Soy llorón y emotivo, una vez lloré con un paciente en una evaluación psiquiátrica, y mi mentor me dijo que no sería un buen médico, y con los años entendí que no me haría un mal médico. pero que simpatizo con ellos”, dijo.

Enseñanza y Medicina en Yale

La enseñanza fue algo paulatina y orgánica para la especialista, quien cree haber encontrado un hogar fuera de casa, aunque afortunadamente, como ella misma lo describe, hay una gran comunidad latina donde trabaja. Ella sirve.

“Es un campo hermoso y no hay mayor satisfacción que estar en el sector salud. Es difícil pensar en ello, buscar ayuda, es importante dar consejos. Aprende de tus errores, y no creas que tienes que ser como los demás. Hay una gran necesidad de hispanos, porque se necesita más gente para entender el proceso”, concluyó.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí