¿Cuáles son algunos de los mejores medicamentos para el dolor muscular?

0
65

Los músculos adoloridos y adoloridos son comunes. Pueden ocurrir por una lesión, un esfuerzo excesivo o una enfermedad subyacente. Si bien los dolores musculares generalmente se resuelven por sí solos, las personas pueden tomar medicamentos para ayudar a reducir los síntomas.

Los dolores musculares, también conocidos como mialgia, pueden ocurrir en cualquier parte del cuerpo que tenga músculos. La incomodidad del dolor muscular puede variar de leve a severa, dependiendo de la causa. Muchos medicamentos diferentes están disponibles para ayudar a tratar y aliviar el dolor muscular.

Este artículo analiza los diferentes medicamentos que pueden ayudar a tratar el dolor muscular.

Un médico puede recetar medicamentos, como relajantes musculares, para personas con dolor y espasmos en los músculos. Estos grupos de medicamentos se refieren a medicamentos que ayudan a aliviar el dolor y la tensión muscular al reducir la contracción muscular.

A estudio 2020 añade que el uso de relajantes musculares va en aumento. Si bien estos medicamentos son beneficiosos para el uso a corto plazo, es posible que no sean apropiados para todos. La evidencia también señala que pueden tener efectos adversos y no es recomendable usarlos a largo plazo. Una fuente más antigua señala que los relajantes musculares están disponibles en dos clases: antiespasmódicos y antiespásticos.

antiespasmódicos

Los antiespasmódicos disminuyen los espasmos musculares al alterar la conducción en el sistema nervioso central. Hay dos tipos de antiespasmódicos: benzodiazepinas y no benzodiazepinas. Las benzodiazepinas actúan bloqueando ciertas sustancias químicas en el cerebro, mientras que las no benzodiazepinas actúan sobre la médula espinal y el cerebro.

Los ejemplos de antiespasmódicos incluyen:

Los posibles efectos secundarios de los antiespasmódicos generalmente incluyen somnolencia, mareos y dolores de cabeza. Por ejemplo, los posibles efectos secundarios de la ciclobenzaprina puede incluir:

Las personas que toman medicamentos que afectan la serotonina no deben tomar antiespasmódicos, ya que pueden correr el riesgo de sufrir el síndrome serotoninérgico. Algunos relajantes musculares también pueden ser adictivos, y es recomendable que las personas los usen solo a corto plazo.

Antiespásticos

Estos medicamentos actúan sobre las células musculares y la médula espinal para mejorar la tensión muscular y aliviar los espasmos. Actúan inhibiendo la transmisión de neuronas en el cerebro. Un médico puede recetar antiespásticos para afecciones que causan espasmos musculares, como la esclerosis múltiple (EM) o la parálisis cerebral.

Los ejemplos de antiespásticos incluyen:

Algunos efectos secundarios varían entre los diferentes antiespásticos, pero generalmente incluyen debilidad muscular y somnolencia. Por ejemplo, los efectos secundarios más comunes del baclofeno incluir:

En algunos casos, los médicos pueden recetar medicamentos que no tratan principalmente el dolor muscular, pero que pueden ayudar a aliviar el dolor o los espasmos. Estos tratamientos pueden incluir:

Benzodiazepinas

los Administración de Alimentos y Medicamentos (FDA) aprueba el uso de benzodiazepinas para:

Sin embargo, un médico puede prescribirlos fuera de etiqueta para ayudar con el dolor muscular. Estos medicamentos no alivian el dolor, pero pueden ayudar a aliviar los espasmos musculares si la persona los toma durante un período breve. Actúan potenciando el efecto del ácido gamma-aminobutírico (GABA), que es un neurotransmisor que puede tener propiedades sedantes.

Ejemplos de benzodiazepinas incluyen:

Efectos secundarios comunes de la benzodiazepina puede incluir somnolencia, confusión y dificultad para respirar. Estos medicamentos también pueden crear hábito.

Gabapentina

Este medicamento es un anticonvulsivo y los médicos generalmente lo recetan para tratar las convulsiones, aliviar el dolor nervioso y tratar el síndrome de piernas inquietas. Funciona al cambiar la actividad eléctrica en el cerebro e influir en los neurotransmisores, lo que puede alterar la forma en que el cuerpo percibe el dolor.

Efectos secundarios comunes de la gabapentina puede incluir mareos, fatiga y dolores de cabeza.

Una persona puede usar analgésicos de venta libre para el dolor muscular de leve a moderado. Estos pueden incluir:

Medicamentos antiinflamatorios no esteroideos (AINE)

Los AINE son medicamentos que ayudan a tratar o aliviar el dolor al reducir la inflamación.

estos medicamentos ralentizar la formación de prostaglandinas, que el cuerpo produce después de una lesión o enfermedad. También bloquean una enzima llamada ciclooxigenasa (COX), que ayuda a crear prostaglandinas.

Los ejemplos de AINE de venta libre incluyen:

Los posibles efectos secundarios de los AINE de venta libre pueden incluir:

  • problemas gastrointestinales, como indigestión
  • dolores de cabeza
  • mareo
  • somnolencia

Paracetamol

También conocido como paracetamol, este medicamento puede tratar el dolor y la fiebre de leves a moderados. Es a la vez un analgésico o analgésico y un antipirético o reductor de fiebre. Al igual que los AINE, el paracetamol también trabaja por Inhibición de la vía COX.

Si una persona usa paracetamol con demasiada frecuencia o durante demasiado tiempo, está en riesgo de daño hepático grave. El medicamento también puede provocar reacciones en la piel, como:

  • enrojecimiento
  • sarpullido
  • ampollas
  • la capa superior de la piel se está desprendiendo

Las opciones naturales pueden ayudar a aliviar el dolor muscular. Sin embargo, se necesita más investigación para determinar su eficacia. Algunas opciones naturales pueden incluir:

  • Frutas: Ciertas frutas, como las cerezas, las fresas, los aguacates, las uvas y la sandía, pueden tener propiedades antiinflamatorias, lo que podría ayudar a aliviar el dolor muscular.
  • Masaje: Las técnicas de masaje pueden ayudar a aliviar el dolor muscular. Esto puede deberse a que relaja el tejido y mejora la circulación. Una persona puede darse un masaje o visitar a un profesional.
  • CDB: Si bien se necesita más investigación, la evidencia sugiere que el CBD puede influir en las vías de señalización del dolor. A estudio 2020 en atletas sugiere que el CBD puede modular la inflamación y ayudar en la recuperación muscular.

Obtenga información sobre cómo comprar productos de CBD aquí.

El dolor muscular que no desaparece o se vuelve intenso podría indicar una afección subyacente que requiere tratamiento médico.

Si una persona tiene una receta que no es efectiva para aliviar el dolor, debe consultarlo con un médico. Si las opciones sin receta no ayudan a reducir los síntomas, es recomendable buscar asistencia médica. Un profesional de la salud puede diagnosticar la causa subyacente y sugerir opciones de tratamiento.

Los dolores musculares generalmente no son motivo de preocupación y generalmente se resuelven por sí solos. Sin embargo, el dolor intenso o prolongado puede indicar una enfermedad subyacente.

Una persona puede tratar su dolor con medicamentos a corto plazo. Un médico puede recetar medicamentos, incluidos relajantes musculares u opciones no autorizadas. Un médico también puede recomendar el uso de opciones de venta libre, como los AINE. Todos estos medicamentos conllevan el riesgo de efectos secundarios, y algunos pueden crear hábito. Una persona no debe tomar medicamentos para aliviar el dolor durante períodos prolongados y debe buscar atención médica si el dolor es recurrente o intenso.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí