Alimentos que combaten la inflamación | Salud y bienestar

0
61

La inflamación se ha asociado con casi todas las condiciones de salud. La inflamación no siempre es mala. Puede ser el intento pure del cuerpo de curarse a sí mismo y eliminar las células dañadas, los virus y las bacterias. La inflamación aguda comienza rápidamente y desaparece en unos pocos días. Sin embargo, la inflamación crónica puede durar meses o incluso años. Un estilo de vida sedentario, el estrés, las alergias alimentarias menores y una dieta deficiente son solo algunos de los contribuyentes más comunes a la inflamación crónica.

La inflamación crónica no suele producir síntomas hasta que se produce una pérdida actual de la función en alguna parte. La inflamación crónica tiende a ser de bajo grado y sistémica, y daña silenciosamente los tejidos durante un período prolongado. Este proceso puede continuar durante años sin que te des cuenta hasta que la enfermedad aparece repentinamente.

Dado que la inflamación crónica tiende a ser «silenciosa», ¿cómo puede determinar si la inflamación se está gestando en su cuerpo? Las pruebas clínicas utilizadas en la medicina alopática incluyen:

iPrueba de proteína C reactiva (PCR): Mide una proteína que se encuentra en su cuerpo que señala las respuestas a cualquier forma de inflamación.

Prueba EST (tasa de sedimentación): busca indicadores no específicos de inflamación.

Prueba de insulina en sangre en ayunas: Aunque generalmente se usa para detectar diabetes, también es un marcador de inflamación. Por lo normal, cuanto más altos son los niveles de insulina en ayunas, más altos tienden a ser los niveles de inflamación. termografía: También conocida como Imágenes térmicas médicas, es una prueba alternativa utilizada para medir los patrones de calor en el cuerpo. Los puntos de calor anormales en el cuerpo son una indicación de inflamación.

Comer una amplia variedad de alimentos antiinflamatorios de forma common puede contribuir en gran medida a calmar la inflamación y prevenir problemas de salud crónicos. Los siguientes alimentos merecen una mención especial por su capacidad para detener las respuestas inflamatorias en su cuerpo:

Ácidos grasos omega-3 de origen animal: El cuerpo convierte los omega-3 en poderosos químicos antiinflamatorios. Estas grasas se pueden encontrar en pescados como el salmón rojo salvaje de Alaska y el aceite de krill. Los estudios han demostrado que el aceite de pescado puede aliviar la sensibilidad en las articulaciones y reducir la duración de la rigidez matutina.

arándanos: Los arándanos son ricos en antioxidantes. Están en temporada en este momento y disponibles en los mercados de agricultores locales. Tienen menos azúcar que la mayoría de las frutas y se pueden agregar fácilmente a una ensalada, yogur o incluso congelarse y agregarse a un batido.

Setas shiitake: Estas potencias nutricionales contienen ergotioneína, que inhibe el estrés oxidativo y desalienta la inflamación. Estos hongos también contienen una variedad de otros nutrientes que la mayoría de las personas no obtienen lo suficiente en sus dietas, como el cobre. El cuerpo no puede producir cobre y depende de fuentes externas para su suministro. Se ha descubierto que la deficiencia de cobre es un issue en el desarrollo de enfermedades coronarias.

Ajo: El ajo ha sido muy estudiado y se ha demostrado que ayuda con cientos de condiciones diferentes. Tiene propiedades antioxidantes, antifúngicas, antivirales y antibacterianas. El ajo también tiene compuestos que contienen azufre, que pueden ayudar a mantener las articulaciones inflamadas.

Hierbas y especias de alta calidad.: Estos se encuentran entre los ingredientes antiinflamatorios más potentes disponibles, onza por onza. Condimentar sus comidas no es suficiente, pero es un gran lugar para comenzar.

Comidas fermentadas: La optimización de la flora intestinal es importante para un sistema inmunitario de alto funcionamiento y ayuda a prevenir la inflamación crónica. De hecho, la mayoría de las enfermedades inflamatorias comienzan en el intestino, como resultado de un microbioma desequilibrado. Los alimentos fermentados ayudan a «repoblar» su intestino con bacterias beneficiosas y también ayudan al cuerpo a deshacerse de toxinas dañinas como los metales pesados ​​y los pesticidas, que pueden promover la inflamación. Algunas opciones de alimentos fermentados son kimchee, pepinillos, chucrut, kéfir, kombucha y aceitunas.

Vitamina D: Se ha demostrado que esta vitamina inhibe la inflamación. La exposición al sol de 5 a 30 minutos al menos dos veces por semana en los brazos, las piernas y la cara es una fuente pure y beneficiosa de esta vitamina liposoluble. Las fuentes alimenticias incluyen salmón silvestre, caballa, aceite de hígado de bacalao, atún, sardinas y champiñones.

Verduras de hojas verdes oscuras: La col rizada, las acelgas, las espinacas y las coles contienen poderosos antioxidantes que ayudan a proteger contra el daño celular. Elija verduras cultivadas orgánicamente que estén en temporada y de una fuente native. Trate de comer una buena cantidad de estas verduras crudas.

Jugo es una excelente manera de obtener más verduras en su dieta. Aquí hay una receta rápida y fácil para un jugo verde saludable que incorpora algunas de estas potencias antiinflamatorias. Se puede hacer en una licuadora en lugar de un exprimidor. Si lo desea, puede colar el jugo a través de una gasa para obtener una consistencia más líquida. Escurra la mayor cantidad de líquido posible de la gasa, ya que hay nutrientes abundantes adicionales en la pulpa. Asegúrate de elegir ingredientes orgánicos.

Jugo verde antiinflamatorio de Dr. Alyssa

1 ½ tazas de agua

2 tazas de col rizada O espinacas tiernas

2 manzanas verdes medianas, sin corazón

½ taza de hojas de perejil

1 pepino mediano, cortado en cuartos

2 tallos de apio, picados en trozos grandes

1 trozo de jengibre (1 pulgada), pelado

2 cucharadas de jugo de limón recién exprimido

Agregue todos los ingredientes a la licuadora en el orden en que se enumeran. Licue en la configuración más alta (como licuar), hasta que el jugo esté bien mezclado. Debe tener la consistencia de un batido. Si desea disfrutar de la pulpa con su jugo, vierta la mezcla en un vaso y sirva. Si prefiere una consistencia más delgada, cuele a través de una gasa.

Pathways to Healing se especializa en atención quiropráctica holística. La Dra. Alyssa Musgrove se basa en una variedad de técnicas, que incluyen quiropráctica, kinesiología, nutrición, pruebas de alergia a los alimentos y asesoramiento sobre el estilo de vida para ayudar a los clientes a lograr una salud y un bienestar óptimos en un solo entorno. Pathways to Healing está ubicado en 1022 Founders Row, Lake Oconee Village, Greensboro. Se puede comunicar con la oficina al 706-454-2040.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí