10 superalimentos para perros de tu propia cocina

0
42

Mantenerse saludable y en forma es tan importante para los perros como para los humanos. La creciente popularidad de los alimentos naturales para mascotas y las golosinas caseras sugiere que los dueños de mascotas se están volviendo más conscientes de lo que es saludable para sus amigos animales. A escala mundial, el mercado de alimentos orgánicos y naturales para mascotas se ha convertido en una industria de 22 800 millones de dólares.

Utilizando la investigación de varios estudios y recursos de Internet, Native Pet compiló una lista de 10 superalimentos que se encuentran en la mayoría de las cocinas y que pueden funcionar como refrigerios saludables para los perros y su gente.

En los EE. UU., según los últimos datos disponibles de la Oficina de Análisis Económico de los EE. UU., los dueños de mascotas en los EE. UU. gastaron más de $118 mil millones en sus mascotas en 2020, y la Asociación Estadounidense de Productos para Mascotas, un grupo comercial de la industria, estima un crecimiento aún mayor tuvo lugar en 2021, y la industria alcanzó los $ 123 mil millones. APPA descubrió que los dueños de perros gastan alrededor de $287 en promedio por año en alimentos para mascotas.

Pero no todos los alimentos son iguales, a veces los perros necesitan algo further para mantener su dieta saludable. Los «superalimentos», o alimentos ricos en nutrientes, han ganado popularidad en el siglo XXI, y se prevé que el mercado mundial alcance unos 215.000 millones de dólares para 2027, según Mordor Intelligence, una empresa de investigación de mercado.

Si bien no existe una definición científica de superalimento, generalmente se cree que promueven la salud o previenen enfermedades debido a los altos niveles de antioxidantes, fibra u otros beneficios nutricionales, según la Clínica Cleveland, un centro médico académico estadounidense sin fines de lucro. Estos alimentos pueden complementar una dieta deficiente en nutrientes o servir como un delicioso manjar. Sin embargo, incluso con los “superalimentos” nutritivos, la moderación es esencial. La regla del 10 %, que establece que las golosinas no deben representar más del 10 % de las calorías diarias de su perro, es una buena regla basic a seguir.

Siga leyendo para conocer 10 superalimentos de su propia cocina que los perros pueden disfrutar.

Una mano sosteniendo arándanos frente a un perro

Ramblin Dawgs // Shutterstock

arándanos

Estas bayas deliciosamente jugosas son ricas en minerales y vitaminas, bajas en calorías y altas en fibra. También tienen uno de los niveles más altos de antioxidantes entre la mayoría de las frutas que se consumen comúnmente en los EE. UU.

Los arándanos son excelentes delicias, pero deben moderarse. La cantidad que los dueños de perros dan a sus mascotas depende del tamaño del perro. Para perros pequeños, 10 arándanos es una cantidad adecuada. Los perros más grandes pueden tener más, pero se debe seguir la regla del 10%.

Debido a que los arándanos son tan pequeños, un perro grande puede comer fácilmente demasiados. A menudo tienden a tragar la comida sin masticarla, y esto puede provocar dolor de estómago o crear un peligro de asfixia. Si las bayas se tragan o se alimentan congeladas, los perros pequeños también pueden atragantarse. La alimentación guide puede ralentizarlos y ayudar a prevenir la asfixia.

Un perro reacciona a un tazón de caldo de huesos.

Cortesía de Anya Grunewald

Caldo de hueso

Los humanos disfrutan del caldo de huesos, y también está ganando popularidad en el mundo de los perros. Este caldo rico en nutrientes es una gran fuente de colágeno, una proteína que se encuentra en los tejidos conectivos de los huesos de los animales y que ayuda a regenerar la piel, el cabello, las articulaciones y el intestino permeable. También es rico en vitaminas, minerales, glicina y glucosamina.

Una porción saludable de caldo de huesos es 1 onza de caldo por cada 10 libras del peso corporal de un perro. Por ejemplo, una sola porción para un perro de 100 libras es de 10 onzas, y su mascota puede tener hasta dos porciones diarias. Los dueños de perros pueden servirlo como refrigerio por la tarde o verterlo sobre la comida del perro.

Un golden retriever con una zanahoria.

Christian Müller // Shutterstock

Zanahorias

Las zanahorias son golosinas bajas en grasas y calorías, ricas en vitamina A, potasio y fibra, entre otras vitaminas. Al igual que otras verduras y frutas, contienen azúcar pure y demasiada azúcar puede provocar obesidad y caries dental. También contienen altos niveles de fibra que, si se introducen demasiado rápido, pueden causar malestar estomacal.

Es recomendable que los dueños de perros introduzcan esta golosina lentamente y proporcionen suficiente agua para beber. Las zanahorias, al igual que otras golosinas, deben representar menos del 10 % de la ingesta calórica diaria de tu cachorro. Un perro de tamaño medio puede consumir de forma segura dos o tres zanahorias pequeñas al día. Estas zanahorias deben limpiarse y pelarse para eliminar la suciedad o los pesticidas, y deben cortarse en trozos pequeños para reducir el riesgo de asfixia.

Semillas de chía en un bol

Canva

semillas de chia

Las semillas de chía se han convertido en uno de los superalimentos más populares del mundo. Estas diminutas semillas están llenas de muchos nutrientes beneficiosos. Los perros solo necesitan una pequeña cantidad: 1/4 de cucharadita diaria por cada 10 libras de peso corporal es una porción saludable para un fido.

El sabor y el olor suaves de las semillas de chía las hacen atractivas para los perros, incluso para los quisquillosos. Tienen un alto contenido de ácidos grasos omega-3, antioxidantes y fibra, y son una buena fuente de varios minerales vitales. Estas semillas ayudan a la función cerebral, ayudan a los perros a desarrollar huesos fuertes y saludables, reducen la inflamación y mantienen su pelaje sano y brillante.

(*10*)

Canva

Aceite de coco

Al igual que los arándanos y las semillas de chía, el aceite de coco se ha vuelto fashionable como superalimento para los humanos. Aún así, existe cierta controversia sobre si es todo lo que cube ser.

En los perros, el aceite de coco puede aumentar los niveles de energía, ayudar a la digestión, reducir las reacciones alérgicas y mejorar la piel del perro. El aceite de coco debe administrarse a los perros una o dos veces al día con las comidas, y el tamaño del perro debe determinar la cantidad que se administra.

Los veterinarios sugieren una dosis inicial de 1/4 de cucharadita para perros pequeños y 1 cucharada para perros grandes. Después de dos semanas, si su perro lo tolera bien, se puede aumentar a 1 cucharadita por cada 10 libras. Lo maravilloso del aceite de coco es su adaptabilidad. Dado que se puede administrar por vía oral, los dueños de perros no tienen que preocuparse si los perros se lamen después de aplicarlo.

El dueño de una mascota corta pepino para su perro

Viktoriia Bu // Shutterstock

Pepinos

Los pepinos contienen vitaminas A y Okay, potasio y magnesio, todos los cuales son componentes esenciales de una dieta canina saludable. Los pepinos pueden ayudar a eliminar el mal aliento de los perros y mantener sus huesos, riñones e hígado fuertes y saludables.

También son vegetales bajos en calorías compuestos por un 95% de agua. Una taza de pepinos picados contiene alrededor de 16 calorías, por lo que los pepinos son una excelente opción para los perros que necesitan perder peso. Si bien alimentar a su perro con pepino es perfectamente seguro, es mejor seguir la regla del 10 % para evitar molestias en el sistema digestivo. Esta verdura crujiente es una delicia veraniega sabrosa e hidratante después de un vigoroso paseo.

Un perro comiendo un huevo pasado por agua en un tazón

KPhrom // Shutterstock

Huevos

Los huevos son uno de los alimentos más ricos en nutrientes disponibles. Están repletos de aminoácidos, ácidos grasos y vitaminas, y son una excelente fuente de nutrientes para los perros, aunque la fuente del huevo marca la diferencia. Los huevos de gallinas camperas o de pastoreo son más sanos y ricos en vitaminas y minerales.

Los huevos son fáciles de digerir, lo que es útil para los perros con estómagos sensibles y pueden ayudar a mantener el pelaje de los perros brillante y elegante. Los perros grandes pueden tener un huevo entero al día, mientras que los perros más pequeños deben limitarse a un huevo pequeño por semana y no más de 1/4 de huevo por día. Existen algunas restricciones sobre el consumo de huevos para perros con condiciones de salud preexistentes como pancreatitis aguda o diabetes. Lo mejor es consultarlo con un veterinario antes de alimentar a su perro con huevos.

Un perro comiendo pescado de la mesa.

Soloviova Liudmyla // Shutterstock

Pescado (cocido)

El pescado puede ser una adición nutritiva a la dieta de un perro, pero solo ciertos tipos de pescado son saludables para que los perros los coman. El pescado puede ser una excelente fuente de proteína que es fácilmente digerible para los perros, particularmente para aquellos que son propensos a sufrir malestar estomacal. También es una excelente alternativa para perros con alergias o intolerancias a ingredientes comunes de alimentos para mascotas como el pollo.

Debido a que es relativamente bajo en grasas saturadas, es una excelente opción para los perros que siguen una dieta para perder peso y también es rico en ácidos grasos omega-3, que reducen la inflamación y mantienen la piel y el pelaje saludables. El pescado contiene vitaminas y minerales que fortalecen el sistema inmunológico de los perros y pueden contribuir a la salud de las articulaciones. Pero tenga cuidado: el pescado debe cocinarse sin aceite ni condimentos adicionales.

Judías verdes

Canva

Judías verdes

Las judías verdes no solo son seguras para que las coman los perros, los veterinarios también las recomiendan como un refrigerio nutritivo. Están llenos de vitaminas y minerales esenciales como proteínas, hierro, calcio y vitaminas B6, A, C y Okay. Son el snack perfecto para mantener en forma a un perro; están llenos de fibra y son bajos en calorías.

La “dieta de judías verdes” es una tendencia saludable que ayuda a los dueños de perros a mantener a sus perros en forma sustituyendo el 10 % de la comida para perros con judías verdes. Después de cada dos días, aumentan la cantidad en un 10% hasta que la mitad de la comida seca del perro se haya reemplazado con judías verdes. Los perros pueden ser alimentados con judías verdes picadas, al vapor o crudas, siempre que sean simples.

un perro y una calabaza

NancyP5 // Shutterstock

Calabaza

La calabaza tiene un alto contenido de fibra y micronutrientes vitales, lo que la convierte en un refrigerio excepcionalmente saludable. La calabaza contiene vitaminas A, C y E, así como minerales como el hierro y el potasio. Además, las semillas de calabaza contienen el aminoácido cucurbitina, que paraliza y elimina los parásitos del tracto digestivo de tu perro.

La calabaza es un calmante pure para el estómago y ayuda a eliminar el exceso de agua en el tracto digestivo. Agregar calabaza también es una forma saludable de aumentar la dieta de un perro sin agregar muchas calorías. Agregar entre 1 y 4 cucharadas de calabaza por comida a la dieta de un perro grande es adecuado para evitar agregar demasiada fibra y satisfacer las necesidades nutricionales del perro. Para perros más pequeños, la cantidad máxima debe ser 1/2 cucharadita al día.

Esta historia apareció originalmente en Native Pet y fue producida y distribuida en colaboración con Stacker Studio.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí