Roxane Gay y Judith Butler sobre por qué son importantes las ‘personas embarazadas’ y otros lenguajes inclusivos de género

0
83

En un episodio reciente del KQED Forum, Mina Kim habló con las pensadoras feministas Judith Butler y Roxane Gay sobre la oposición al uso de un lenguaje impartial en cuanto al género.

Esta entrevista ha sido editada por motivos de brevedad y claridad.

MINA KIM: Entonces, Judith, déjame comenzar contigo. ¿Alguno de ustedes ha escuchado preocupación o aprensión o simplemente rechazo en los círculos feministas a términos como «personas embarazadas» o «personas que dan a luz» o términos más inclusivos de género como esos?

JUDITH MAYORDOMO: Ciertamente he escuchado ese retroceso. Y tal vez debamos distinguir entre las mujeres u otras personas que tienen problemas con el lenguaje inclusivo de género porque temen que su arduo trabajo se revierta y otras que quizás son más, bueno, francamente, odiosas o fóbicas, que están preocupadas por las mujeres trans. siendo mujeres.

Y en el Reino Unido, ha habido algunos debates bastante grandes sobre esto. Y ahora tenemos una clase de feministas que piden la exclusión de las mujeres trans de la categoría de mujeres. Han respondido con política reaccionaria, a veces sonando mucho como el papado.

Y eso es inquietante ver ese tipo de alianza de cierto tipo de feminismo. Algunas personas los llaman TERF [trans-exclusionary radical feminist]. A veces se llaman a sí mismos críticos de género con puntos de vista derechistas sobre la inmutabilidad del sexo mismo.

Pero sí estoy de acuerdo en que hay mucha gente, gente de mi edad o más joven o más grande, que tropieza y tiene reticencia o está confundida, tal vez por razones políticas, pero tal vez también porque están acostumbrados a usar el lenguaje de cierta manera. Se ha vuelto un uso asentado y les inquieta el hecho de que el lenguaje es algo vivo y que a veces tenemos que aceptar nuevos usos.

Entonces creo que tropezar, errar y llegar es algo que a muchos nos ha tocado hacer. Tomar una posición reaccionaria, creo, es un tipo de problema aparte.

MINA KIM: Roxane Gay, tengo curiosidad por lo que has estado escuchando o experimentando o viendo también con respecto al rechazo en torno al lenguaje que intenta ser más inclusivo en cuanto al género, no usa «mujer» o «mujer» con tanta frecuencia cuando está tratando de aplicarlo a una amplia gama de experiencias diferentes.

ROXANA GAY: Sabes, he visto mucho de lo que se refería Judith. La gente, especialmente las feministas, tiene mucho miedo porque en los últimos dos años, desde el comienzo de la pandemia, hemos visto cómo se retractan los derechos de las mujeres. La anulación de Roe v. Wade, que no sorprende a nadie que haya trabajado en la justicia reproductiva, sigue sorprendiendo. Y parece que las mujeres están perdiendo todo el terreno que hemos ganado en los últimos 100 años.

Y, por supuesto, dentro de la categoría de mujeres, cuanto más marginada estás, más terreno has perdido. Entonces yo entiendo esa resistencia al cambio y lo que podría parecer un borrado, pero creo que revela una profunda falta de imaginación asumir que decir «personas embarazadas», por ejemplo, es un borrado en lugar de una inclusión, porque las mujeres somos de hecho, las personas, como los hombres trans, como las personas no binarias.

Y entonces veo parte de este rechazo de las feministas que parecen haber olvidado lo mucho que tuvimos que luchar para impulsar nuestros pronombres elegidos y lograr que las personas los aceptaran y luego quieren hacer ese mismo tipo de opresión a las personas trans.

Es realmente decepcionante, especialmente por parte de algunas feministas de alto perfil. Simplemente creo que, como líderes de una comunidad, predicarían con el ejemplo, liderarían a través del aprendizaje. Y hay una reticencia actual y es una pena.

MINA KIM: Me llama la atención, Judith, que Roxane Gay diga que la falta de imaginación y este tipo de posicionamiento, que se siente como usar un lenguaje neutro en cuanto al género o incluir a mujeres trans u hombres trans en la conversación relacionada con los derechos reproductivos, casi llega en un momento dado. costo para las mujeres. Es casi como si los derechos fueran un juego de suma cero. Me pregunto si crees que parte de ese sentido, incluso si no es exacto, está operando aquí.

JUDITH MAYORDOMO: Bueno, yo creo que cuando has podido presumir durante mucho tiempo que la categoría de mujer fundamenta los derechos reproductivos y te das cuenta de que hay personas que se reproducen, necesitan atención médica, necesitan asistencia, necesitan derecho al aborto, que están no son mujeres que hayan pasado por una reasignación de sexo o que se hayan reasignado a sí mismas en la vida ordinaria. Es sólo cuestión de añadir una categoría. Digo «mujeres y personas embarazadas».

Pero si miras la oposición a los derechos del matrimonio gay, la gente dijo: «Pero el matrimonio es heterosexual. No podemos tener matrimonio gay. El matrimonio gay es una violación de lo que es el matrimonio». El matrimonio ha sido de cierta manera durante algún tiempo, pero también es una categoría histórica y permite cambios y adaptaciones. Quizás podríamos usar eso como una analogía para pensar en el embarazo. «Mujeres y personas embarazadas». No debería ser tan difícil de decir.

MINA KIM: Me pregunto si existe el temor, especialmente entre las mujeres cis, de que si comenzamos a usar «personas embarazadas» con más frecuencia que «mujeres», eso de alguna manera oscurecerá el hecho de que las mujeres también son el objetivo de estos cambios. o pérdidas del derecho al aborto y otros derechos y luego, por extensión, oscurecen la omnipresencia e incluso lo que muchos ven como la intensificación del sexismo y la misoginia en la sociedad.

ROXANA GAY: Creo que cualquiera que crea eso está dispuesto a ver a las mujeres borradas ya. Y la concept de que las mujeres pueden quedar ocultas del activismo reproductivo y de los problemas reales que enfrentamos en este momento en lo que respecta a la justicia reproductiva es simplemente absurda. ¿Cómo podríamos ser borrados cuando se trata de nosotros? El lenguaje inclusivo es simplemente un recordatorio de que no somos las únicas personas que pueden quedar embarazadas.

Así que no podemos hablar sólo de mujeres. Tenemos que hablar de todos los afectados. E insistiré en eso tan fuerte como pueda, donde pueda, porque no nos van a oscurecer. Y creo que ese miedo está fuera de lugar. Hay cosas mucho más grandes de las que debemos tener miedo.

MINA KIM: H¿Cómo caracterizaría lo que está sucediendo en este momento? A menudo decimos que es una reacción violenta contra los derechos de las mujeres, los derechos LGBTQIA, pero te escuché describirlo como un proyecto de restauración. ¿Qué quieres decir con eso?

JUDITH MAYORDOMO: Si miras los discursos de Viktor Orbán, quien aparentemente está siendo invitado a dirigirse a miembros del Partido Republicano, se trata de restaurar un orden anterior donde al menos para él en Hungría, donde dominan los blancos, donde el matrimonio interracial está prohibido, donde el género ya no se enseña en las universidades, donde se acusa a las feministas de agredir a las mujeres o de ser malas para los niños.

Es decir, el ataque a los derechos reproductivos es por lo menos en la derecha cristiana, que, como saben, ahora informa a nuestra Corte Suprema sobre eso, está vinculado con estos otros temas. Por lo tanto, sería una tontería no ver esos vínculos y perseguirlos y construir coaliciones que sean lo suficientemente fuertes para responder.

MINA KIM: ¿Qué dirías que caracteriza este momento para ti o el momento en el que estamos?

ROXANA GAY: Creo que lo que caracteriza este momento es que estamos viendo mucha retracción en todos los ámbitos para cualquiera que esté marginado, y a menudo nos gusta imaginar que este es el último suspiro del heteropatriarcado blanco. Pero quiero decir, Dios mío, es un último suspiro ciertamente poderoso.

Y no sé si son solo personas de cierta edad porque hay muchos jóvenes que albergan muchos fanatismos, y se trata de management y poder. Y realmente tenemos que estar atentos y reconocer que no es un grupo marginado el que está siendo afectado. Somos todos nosotros.

Y debemos reconocer eso y reconocer que no necesariamente enfrentamos la misma opresión, pero todos somos oprimidos por igual, y debemos trabajar en conjunto en lugar de unos contra otros en apoyo de nuestros propios intereses.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí