Padre de 67 años va al hospital con hernia… y descubre que tiene un OVARIO adherido a un testículo

0
44

Padre, de 67 años, nacido sin un testículo, va al hospital con una ‘hernia’… solo para descubrir que su bulto de 15 cm de ancho contenía un ovario, matriz y trompas de Falopio (así como su otro testículo)

  • Médicos descubren ovario, útero y cuello uterino en hombre sometido a operación de hernia
  • Rara condición hace que los hombres nazcan con ambos juegos de órganos reproductivos
  • Los síntomas de PMDS incluyen testículos no descendidos y hernias en la ingle

(*67*)

(*67*)

Los médicos que operaron la ‘hernia’ de un padre de tres hijos se sorprendieron al descubrir que el bulto en realidad contenía un testículo y genitales femeninos.

El hombre de 67 años, que nació con un solo testículo descendido, fue al hospital en Kosovo quejándose de una hinchazón en la ingle que había durado una década.

Los cirujanos inspeccionaron la masa de 15 cm por 10 cm, solo para detectar el útero, el cuello uterino, la trompa de Falopio y el ovario, así como el testículo faltante.

Los médicos diagnosticaron al hombre casado, que por lo demás tenía genitales masculinos normales, con el síndrome del conducto mulleriano persistente (PMDS, por sus siglas en inglés), una condición extremadamente rara que ocurre cuando los hombres también tienen órganos reproductores femeninos junto con el pene y el escroto.

No está claro qué tan común es la afección, pero solo se han informado 200 casos en la literatura médica.

Todos los fetos desarrollan los comienzos de un útero, conocido como el conducto de Müller, que se descompone en el desarrollo temprano de los machos. Pero en casos muy raros esto no sucede, lo que lleva a que algunos niños nazcan con ambos juegos de órganos reproductivos.

Los síntomas de la afección incluyen testículos no descendidos y hernias en la ingle, pero los órganos femeninos generalmente no se descubren a menos que se realice una cirugía para tratar la masa.

El síndrome del conducto mülleriano persistente es una condición genética que significa que se formarán ambos juegos de genitales.  Los síntomas incluyen uno o ambos testículos que no descienden y hernias carnosas en la parte inferior del abdomen.

El síndrome del conducto mülleriano persistente es una condición genética que significa que se formarán ambos juegos de genitales. Los síntomas incluyen uno o ambos testículos que no descienden y hernias carnosas en la parte inferior del stomach.

El caso fue revelado en la revista Urology Case Reports por médicos que trabajan en la Universidad de Prishtina en Kosovo.

El paciente había estado sufriendo de un bulto durante 10 años que se agrandaba cuando se ponía de pie o tosía, pero se aplanaba cuando se acostaba. Sin embargo, no está claro si había tenido el bulto desde que nació.

¿QUÉ ES EL SÍNDROME PERSISTENTE DEL CONDUCTO DE MULLERIA?

Todos los fetos se desarrollan con los comienzos de un útero, conocido como el conducto de Müller.

En el feto masculino se producirán hormonas que harán que éste se encoja y finalmente desaparezca.

Pero en aquellos con PMDS, estas hormonas no se producirán o el cuerpo no reaccionará a ellas.

Esto significa que el conducto de Müller se convertirá en órganos sexuales femeninos, incluidos el cuello uterino, los ovarios y el útero.

Debido a que diferentes hormonas son responsables del crecimiento del pene, también se desarrollarán los órganos reproductores masculinos.

Los síntomas incluyen uno o ambos testículos que no descienden y hernias carnosas en la parte inferior del stomach.

Los médicos le diagnosticaron una hernia inguinal, cuando el tejido sobresale en la ingle en la parte superior de la parte interna del muslo.

Es el tipo de hernia más común y afecta principalmente a los hombres.

Pero durante la operación para repararlo, que generalmente implica que los médicos hagan un corte a través del cual empujan el bulto hacia el stomach, los médicos encontraron una «estructura en forma de pera» que descubrieron que period un útero.

También encontraron un ‘saco escrotal’ que contenía una trompa de Falopio y un testículo, que tenía un ovario adjunto.

Le diagnosticaron síndrome disfórico premenstrual, que tiene como síntoma principal una hernia inguinal.

Esto generalmente ocurre cuando el testículo descendido tira de la trompa de Falopio y el útero hacia el tracto a través del cual descendió.

Las personas con síndrome disfórico premenstrual tienen un mayor riesgo de ser infértiles, pero los médicos notaron que la afección nunca afectó las capacidades reproductivas del paciente, ya que tenía tres hijos y un «pene bien desarrollado» con una abertura uretral en el lugar correcto.

Los médicos estiman que entre el 30 y el 80 por ciento de los pacientes con síndrome disfórico premenstrual sufren hernia inguinal, infertilidad o seudohermafroditismo, cuando tienen genitales de ambos sexos o genitales femeninos en el exterior.

En estos casos, los padres tienen que decidir de qué sexo será su hijo, y a menudo se requiere cirugía y hormonas sexuales.

El caso se produce siete años después de que el empresario Duane Walters se convirtiera en el primer hombre británico en someterse a una histerectomía, cuando se extirpa quirúrgicamente el útero, después de que los médicos descubrieran que tenía síndrome disfórico premenstrual.

Su condición fue descubierta cuando los médicos le hicieron una prueba de cáncer de vejiga después de haber sufrido repetidamente de sangre en la orina.

Sufría de dolores menstruales y tensión premenstrual desde que period un adolescente.

Anuncio publicitario

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí