La preservación de la fertilidad no está relacionada con la mortalidad o la recaída en el cáncer de mama

0
56

La preservación de la fertilidad con o sin estimulación hormonal no se asoció con la mortalidad específica de la enfermedad o la recaída en mujeres con cáncer de mama, encontró un estudio de cohorte prospectivo a nivel nacional sueco.

Entre más de 1200 mujeres, la mortalidad específica de la enfermedad fue comparable en las mujeres que se sometieron a la preservación de la fertilidad hormonal (HR ajustado 0,59, IC del 95 %: 0,32 a 1,09), las mujeres que se sometieron a la preservación de la fertilidad sin hormonas (aHR 0,51, IC del 95 %: 0,20 a 1,29) y aquellos que no estuvieron expuestos a la preservación de la fertilidad después de ajustar los posibles factores de confusión, informaron Kenny A. Rodriguez-Wallberg, MD, PhD, del Hospital Universitario Karolinska Huddinge en Estocolmo, y sus colegas.

Además, en la subcohorte de 723 mujeres con información detallada sobre la recaída, no hubo diferencias estadísticamente significativas en la tasa de recaída o muerte entre las mujeres que se sometieron a la preservación de la fertilidad hormonal (aHR 0,81, IC del 95 % 0,49-1,37) y las que se sometieron a la terapia no hormonal. preservación de la fertilidad (aHR 0,75, IC del 95% 0,35-1,62), observaron en JAMA Oncología.

Las tasas de supervivencia específicas del cáncer de mama a 5 años fueron del 96 %, 93 % y 90 % en los grupos de preservación de la fertilidad hormonal, preservación de la fertilidad no hormonal y no expuestos, respectivamente, y las estimaciones a ten años fueron del 88 %, 90 % y 81 %. % Las tasas de supervivencia sin recaída a 5 años fueron del 89 %, 83 % y 82 %, respectivamente, y las estimaciones a ten años fueron del 82 %, 80 % y 73 %.

«Los resultados de este estudio proporcionan evidencia adicional muy necesaria sobre la seguridad de la PF [fertility preservation] procedimientos en mujeres con cáncer de mama y puede influir en la práctica de atención médica precise en beneficio de las mujeres jóvenes que desean preservar su fertilidad», concluyeron los autores. «Las mujeres diagnosticadas con cáncer de mama durante sus años reproductivos deben ser derivadas, cuando estén interesadas, asesoramiento y se les proporciona la información disponible sobre la seguridad de los procedimientos que se ofrecen”.

Para este estudio, Rodríguez-Wallberg y su equipo incluyeron a 1275 mujeres (edad media de 32,9 años) diagnosticadas con cáncer de mama desde enero de 1994 hasta junio de 2017. Un whole de 425 mujeres se sometieron a preservación de la fertilidad en hospitales universitarios suecos (criopreservación de tejido ovárico, estimulación para la crioconservación de ovocitos y/o embriones, o una combinación de estos métodos), y se emparejaron por edad, período calendario de diagnóstico y región con 850 controles que no se habían sometido a preservación de la fertilidad de los registros regionales de cáncer de mama.

Los análisis se ajustaron según el país de nacimiento, la educación, la paridad en el momento del diagnóstico, el tamaño del tumor, el número de metástasis en los ganglios linfáticos y el estado del receptor de estrógeno.

Los autores observaron que había diferencias en las características biológicas y las modalidades de tratamiento entre los grupos, «pero no se pudo observar un patrón de enfermedad más agresiva en basic para ningún grupo en comparación con los otros 2».

Las muertes por cáncer de mama ocurrieron en 17 mujeres que se sometieron a la preservación hormonal de la fertilidad, siete que se sometieron a la preservación no hormonal y 80 mujeres que no se sometieron a la preservación de la fertilidad. La mediana de seguimiento fue de 4,0 años para las mujeres que se sometieron a la preservación hormonal y de 3,8 años para los controles emparejados, y de 6,7 años para las mujeres que se sometieron a la preservación no hormonal y sus controles emparejados.

En la subcohorte de 723 mujeres con información detallada sobre la recaída, la muerte relacionada con el cáncer de mama o la recaída ocurrió en 97 mujeres no expuestas a la preservación de la fertilidad, nueve mujeres que se sometieron a la preservación de la fertilidad sin hormonas y 26 mujeres que se sometieron a la preservación hormonal. La mediana de seguimiento fue de 5,3 años para las mujeres que se sometieron a la preservación de la fertilidad hormonal y de 4,9 años para los controles emparejados, y de 7,0 años para las mujeres que se sometieron a la preservación de la fertilidad no hormonal y de 6,9 ​​años para los controles.

Rodríguez-Wallberg y sus colegas sugirieron que los puntos fuertes del estudio incluían su gran tamaño, así como el uso de datos recopilados prospectivamente. Sin embargo, reconocieron que el estudio «no está exento de limitaciones, siendo la principal un seguimiento relativamente corto, aunque, hasta donde sabemos, uno de los más prolongados informados hasta ahora».

«Es deseable un seguimiento más prolongado para obtener declaraciones más definitivas sobre la seguridad a largo plazo de la PF en esta población, en explicit para las mujeres con cáncer de mama con receptor de estrógeno positivo», escribieron. «Sin embargo, los análisis específicos restringidos a mujeres con un seguimiento de más de 5 años en este estudio también brindan hallazgos tranquilizadores».

  • autor['full_name']

    Mike Bassett es redactor del private especializado en oncología y hematología. Tiene su base en Massachusetts.

Divulgaciones

Este estudio fue apoyado por la Sociedad Sueca del Cáncer, los Fondos de Investigación del Cáncer de Radiumhemmet, la Asociación Sueca del Cáncer de Mama, el Consejo del Condado de Estocolmo y el Instituto Karolinska.

Rodríguez-Wallberg no informó revelaciones. Un coautor informó subvenciones de Amgen, AstraZeneca, Bayer, Merck, Pfizer, Roche y Sanofi-Aventis a su institución, así como honorarios personales de UpToDate fuera del trabajo presentado.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí