El tratamiento hormonal proporciona un beneficio a largo plazo para las mujeres premenopáusicas con cáncer de mama

0
60

Para investigar el beneficio a largo plazo del tratamiento de reducción de hormonas, los investigadores del Karolinska Institutet en Suecia realizaron un seguimiento de 20 años de mujeres premenopáusicas con cáncer de mama. El estudio, publicado en el Revista de Oncología Clínicaindica que el tratamiento brinda protección incluso después de un período de tiempo más largo y que diferentes pacientes parecen beneficiarse de diferentes tratamientos hormonales.

Los tratamientos hormonales, también llamados tratamientos endocrinos, se han utilizado durante mucho tiempo después de la cirugía tumoral para reducir el riesgo de que las células del cáncer de mama se propaguen, pero no está claro por cuánto tiempo el tratamiento brinda protección. Muchos tipos de cáncer tienen un riesgo de recurrencia a corto plazo, generalmente en unos pocos años. Sin embargo, para las pacientes con cáncer de mama provocado por hormonas, el riesgo de recurrencia a menudo se extiende durante varias décadas.

Alrededor del 80 por ciento de todas las personas diagnosticadas con cáncer de mama tienen cáncer de mama con receptor de estrógeno positivo impulsado por hormonas, lo que significa que el estrógeno estimula la división de las células para que el tumor crezca. Dado que a muchas mujeres se les diagnostica cáncer de mama a una edad relativamente joven, es muy importante conocer la eficacia a largo plazo del tratamiento.

Basándose en el ensayo clínico anterior STO-5, que se llevó a cabo entre 1990 y 1997, los investigadores del Karolinska Institutet ahora han investigado el beneficio del tratamiento a largo plazo del tratamiento hormonal en 584 mujeres premenopáusicas con cáncer de mama con receptor de estrógeno positivo impulsado por hormonas. El estudio también incluye un grupo de management que no había recibido ningún tratamiento hormonal.

Pudimos ver que después de 20 años, el riesgo de desarrollar enfermedad metastásica a distancia, es decir, diseminarse a otros órganos, había disminuido entre las mujeres que habían recibido tratamiento hormonal con los medicamentos tamoxifeno o goserelina o una combinación de ambos, en comparación con aquellas que no habían recibido cualquier tratamiento hormonal.»


Annelie Johansson, primera autora del estudio, becaria postdoctoral, Departamento de Oncología-Patología, Karolinska Institutet

En los últimos años, los investigadores también analizaron los tumores de los pacientes del estudio STO-5 anterior utilizando tecnología moderna. Por ejemplo, han investigado varios marcadores de cáncer de mama, como el receptor de estrógeno y el receptor de progesterona, así como la expresión de genes tumorales utilizando una firma de riesgo genético.

La firma mide la actividad de 70 genes diferentes, que se calculan en puntos de riesgo. Esto permite predecir el desarrollo futuro de las células tumorales en una etapa temprana y así categorizar a los pacientes en bajo y alto riesgo genómico, respectivamente.

«Los tumores en pacientes con alto riesgo genómico suelen tener una mayor tasa de crecimiento del cáncer. Por lo tanto, estos pacientes tienen un riesgo más temprano de recaída donde se necesita un tratamiento más agresivo, como con goserelina, que scale back los niveles de estrógeno de forma rápida y eficaz. Los pacientes que tienen una enfermedad menos agresiva pueden, por otro lado, tener un riesgo a largo plazo de recurrencia. En estos casos, el tamoxifeno parece ofrecer una mejor protección», cube Annelie Johansson.

Aunque el estudio es relativamente pequeño, destaca la importancia de los tratamientos individualizados contra el cáncer de mama provocado por hormonas. Para algunos pacientes, un tratamiento más agresivo puede ser necesario para sobrevivir, mientras que un tratamiento más suave puede ser suficiente para otros, reduciendo los efectos secundarios y brindando una mejor calidad de vida. Sin embargo, se necesitan más estudios antes de que se puedan implementar cambios importantes en las recomendaciones de tratamiento.

«Para comprender mejor el riesgo a largo plazo, el beneficio del tratamiento y las diferencias relacionadas con la edad, ahora aplicaremos métodos de aprendizaje automático para el análisis de imágenes de tumores de cáncer de mama para investigar más a fondo las diferencias entre los tumores», cube Linda Lindström, líder del grupo de investigación. en el mismo departamento y el autor correspondiente del estudio.

El estudio fue apoyado por subvenciones del Consejo Sueco de Investigación, el Consejo Sueco de Investigación para la Salud, la Vida Laboral y el Bienestar (FORTE), la Sociedad Sueca del Cáncer, la Sociedad del Cáncer en Estocolmo y la Fundación Gösta Milton.

Fuente:

Referencia de la revista:

Johanson, A., et al. (2022) Veinte años de beneficio de la goserelina y el tamoxifeno adyuvantes en pacientes premenopáusicas con cáncer de mama en un ensayo clínico controlado aleatorizado. Revista de Oncología Clínica. doi.org/10.1200/JCO.21.02844.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí